VERTEX BIOENERGY

Vertex Bioenergy es un referente europeo en la producción de biocombustibles. Líder en la producción de bioetanol en España y Francia, también de coproductos para alimentación animal (DDGS), electricidad a partir de la cogeneración, CO2 y otros. Su área de trading le posiciona como una empresa de servicios que aporta soluciones globales, gracias a la gran capacidad de comercialización de los productos y la gestión de commodities.

Vertex Bioenergy tiene la capacidad de producción de bioetanol a los precios más competitivos del mercado, gracias a la flexibilidad de sus instalaciones para utilizar diversas materias primas y producir diversos productos. Apoyados por una capacidad de producción estable, gracias a la eficiencia en las operaciones, y en la excelencia en el aprovisionamiento de materia prima, se aporta la fiabilidad y masa crítica, claves para el óptimo desarrollo de la actividad.

Vertex Bioenergy posee actualmente cuatro plantas de producción de biocombustibles en España y Francia, con un total de 795 Ml de capacidad de producción de bioetanol instalada. Además tiene una capacidad de producción de pienso animal de hasta 505.000 t anuales y de 445.000 MWh de electricidad.

El bioetanol es una fuente de energía renovable y limpia que, desde hace tiempo, sustituye de forma fiable y creíble a la gasolina en el motor de los vehículos y contribuyen a la seguridad y diversificación del abastecimiento energético. Su utilización en estado puro o en mezclas con combustibles fósiles disminuye de manera significativa las emisiones de CO2, impide el avance del cambio climático y reduce la emisión de agentes contaminantes al medio ambiente. En la actualidad, el bioetanol es la fuente que proporciona mayor octanaje a las gasolinas a un coste más bajo, siendo, además de origen renovable.

Vertex Bioenergy gestiona la comercialización y el abastecimiento de las demandas generadas en los mercados de bioproductos, localizándose la mayoría de las ventas en los países de producción actual y en el resto de países europeos, siendo gran parte de los contratos a largo plazo con los principales distribuidores de combustibles.